Una de las rutas más espectaculares de Ribadesella sin lugar a dudas es la tradicional Ruta de los Molinos. Para realizar esta ruta teneis que ir al pueblo de Cuevas del Agua, conocido mejor por ‘Cueves’, donde para entrar a el hay una Cueva natural (Cuevona), como único sitio de paso al pueblo. Podeis coger un taxi para ir allí, o sencillamente ir en coche, aunque la carretera es estrecha y dificultosa. Justo a la entrada de la cueva teneis un parking para los usuarios de la Cueva sin coste alguno. Podreis disfrutar en coche o mejor andando el paso de la cueva, siempre que pongais un chaleco reflectante de seguridad, hay poca luz y es peligroso ir sin el. Una vez pasado la Cuevona, comenzareis la famosa Ruta de los molinos, justo a al comienzo por cierto teneis el Restaurante  ‘ La Solana’, con comida casera y tradicional. La ruta que empezareis hacer contempla la admiración de varios molinos tradicionales, alguno de ellos restaurado. La ruta en sí no tiene perdida ya que sólo hay un sendero, sólo tenemos que seguirla y disfrutar de los molinos. Para volver sencillamente dais la vuelta, una vez acabe el camino en una pista. Tardareis unas 3 horas más o menos y la dificultad es media, aconsejo llevar un buen calzado para la ruta por que es un terreno húmedo y lleno de barro. También hay más alternativas en el sitio junto al rio y su pasarela, pero más bien prefiero que os informéis dependiendo de lo que queráis hacer.